Tras la declaración del estado de alarma, y apelando a la responsabilidad cívica que se nos pide a cada uno de los ciudadanos, nos vemos en la obligación moral de cerrar nuestro restaurante y cesar tanto nuestra actividad tanto en el local como nuestro servicio a domicilio hasta nuevo aviso.

Esperando recobrar la normalidad de nuestras vidas lo antes posible, deseamos a todos nuestros clientes y amigos paciencia, responsabilidad y salud.

Somos una gran nación y entre todos lo superaremos ¡Mucho ánimo!

¡Muchas gracias por vuestra comprensión y disculpad las molestias!

La Dirección de Dragón Oriental